Tienda online de heráldica en diversos materiales

Origen y significado del apellido REQUENA
El apellido Requena tendría su principal y más antiguo origen en la población del mismo nombre, que hasta 1851 formó parte de la provincia de Cuenca. Sin embargo es posible que otras ramas del apellido tuvieran su origen en el siglo XIV en el señorío de Requena, denominación que hace referencia a la localidad de Requena de Campos, en Tierra de Campos, Palencia. El nombre de Requena estaría más generalizado en la geografía española de lo que se supone a primera vista, ya que cercana a la villa toledana de Borox se emplazaba a fines del siglo XV la granja, dehesa y heredamiento del mismo nombre.
La primera aparición del apellido posiblemente se diera poco después de la reconquista de Requena por Fernando III el Santo en el siglo XIII. Sin embargo, de forma documental, el registro más antiguo conocido aparece en un texto de 1338, donde se menciona a María Requena, viuda y vecina de Alpuente. La siguiente mención vendría de un recuento fiscal de las poblaciones de Ademuz y Vallanca de 1379, donde se cita a Johan Pérez de Requena. En el siglo XV encontramos varias referencias en diferentes lugares de la península, tales como Sevilla, Córdoba o Burgos. También en el registro fiscal de Ontinyent se menciona a Martí de Requena y Johan de Requena, cuya procedencia castellana se especifica. Otra prueba incontestable de la difusión del apellido Requena en los siglos XVI y XVII es la constatación de un centenar de litigantes de este apellido ante la Chancillería de Valladolid.
Una familia Requena hizo su asiento en villa del Río, perteneciente al partido judicial de Montoro y provincia de Córdoba, y de esa familia procede la línea que pasó a Orán, Ecuador y Colombia.
Con el descubrimiento, conquista y colonización de América el apellido pasó al nuevo continente, no solamente para expandirse sino también para establecer topónimos del mismo nombre. En 1593 el natural de Torrijos Francisco Requena logró permiso de la Casa de la Contratación para viajar a la Nueva España. En 1634 la vallisoletana Ana de Requena dejaba su herencia peruana a su sobrina, la madrileña María Marañón de Parres. Destacada personalidad con nuestro apellido fue don Francisco Policarpo Manuel Requena y Herrera, el ingeniero y militar que regentó la gobernación de Maynas entre los siglos XVIII y XIX. Tuvo una importante participación en el trazado de los límites amazónicos entre los dominios españoles y portugueses. En su honor fundó el 23 de agosto de 1907 la Requena peruana el padre Agustín López Pardo, un inquieto misionero español. También a orillas del Orinoco venezolano encontramos otra Requena, aunque su importancia no parece sobrepasar la de un simple caserío.
Otras destacadas personalidades con nuestro apellido en tierras americanas fueron Manuel Requena, presidente del Consejo Común de la ciudad de Los Ángeles en la década de 1850 (que sirvió a México y a Estados Unidos) y José Venancio López Requena, prominente abogado guatemalteco que alcanzó la presidencia de la república de su país en 1841-42.
En el centro histórico de la ciudad de México se ubica la que fue una de sus casas más suntuosas, la Casa Requena. Construida en el siglo XVII, tuvo su tiempo de mayor esplendor con José Luis Requena, el hijo del que fuera gobernador de la mexicana Campeche Pedro Requena. Habitada y cuidada por la familia hasta 1967, fecha de fallecimiento de una de las hijas.