Tienda online de heráldica en diversos materiales

Origen y significado del apellido RAMÓN
Algunos de los tratadistas que hacen mención de este linaje dicen que es originario de Francia, de donde pasó a Cataluña, Valencia y Mallorca. Otros opinan que procede de Aragón, de las montañas de Jaca (Huesca). Lo cierto es que en principios del siglo XIII ya gozaban de notoriedad en la región catalana y en la isla de Mallorca caballeros de este apellido.
En 1236 pertenecía a la Orden de San Juan de Jerusalén, en el Gran Priorato de Cataluña y era comendador de Sant Llorenç de les Arenes (pueblo del partido de La Bisbal y provincia de Gerona), don Guillermo Ramón. En sucesivos años vistieron el hábito de la misma Orden otros caballeros y señoras de esta antigua familia.
Ya estaba arraigado en Mallorca (concretamente en Felanitx y Porreras) desde el siglo de la conquista de aquella isla, en la que tomó parte su progenitor, Pedro Ramón, con la gente del vizconde de Bearne, quien premió sus servicios concediéndole una heredad en la villa de Sóller. Luego, cuando el conde don Nuño cedió la alquería Dayano, hoy villa de Deyá, para que algunos de los conquistadores se estableciesen allí, tomó dicho Pedro Ramón una parte de ella a censo perpetuo.
En la transacción que el 12 de las cajendas de diciembre de 1232 estipularon el infante don Pedro de Portugal y el obispo de Barcelona en el claustro de Santa María de la Seu, de Mallorca, firmó otro caballero de este linaje.
Representando a la villa de Benisalem, en 1285, juró obediencia y vasallaje al rey aragonés don Alfonso III, Guillermo Ramón.
El dominico fray Juan Ramón, del convento de Palma, fue elocuente orador sagrado, insigne teólogo e inquisidor de Mallorca en 1489.
Durante las guerras de Felipe IV acreditó su valor en servicio del monarca el mallorquín Antonio Ramón, natural de Felanitx, siendo nombrado ayudante del maestre de campo de artillería del reino en 1645, y después alcaide del castillo de Portopetro. Murió el 19 de octubre de 1653.
Y en principios del pasado siglo brilló por sus virtudes y talento el presbítero don Guillermo Ramón y Mora, gran latinista, orador y teólogo, y muy versado en los idiomas inglés, francés, italiano y portugués. Escribió notables obras y falleció el 20 de junio de 1824.
Los barones de Vallespinosa, en Cataluña, se apellidaban Ramón. Por Real despacho de 15 de mayo de 1768 le fue concedido el título de barón de Tamarit a José Vicente Ramón y Cascajales.
También se concedió a una rama de la familia Ramón el título de barón de Corbera. Por Real Carta de Sucesión de 24 de agosto de 1866, lo obtuvo Luis Antonio Ramón y Angelé.