Tienda online de heráldica en diversos materiales

 

Origen y significado del apellido QUINTANA
Son tantas las casas solares de este apellido que hubo en distintas regiones españolas desde tiempos muy antiguos, y tantos también los lugares y villas denominadas Quintana que hay en la mayoría de esas regiones, que no es fácil esclarecer si procedieron de un mismo solar y tronco todas las aludidas casas, o si, por el contrario, tuvieron distinta cuna y origen, debiéndose la identidad de su apellido al hecho de haberlo tomado del nombre de los pueblos llamados Quintana que existían (y existen) en las respectivas comarcas en que radicaron y de los cuales fueron originarios.
No hay duda, sin embargo, de que el apellido es castellano neto; más concretamente, burgalés, siendo probable, como algunos autores escriben, que sus fundadores se apellidaron Quintana por haber nacido el linaje en alguna de las viejas villas burgalesas de ese nombre. De algunas de esa casa procede la línea de las Islas Canarias.
También se tiene por cierto, y lo confirman datos de reconocida autoridad, que del solar de la ciudad de Burgos salieron las ramas que crearon nuevas casas en aquella provincia y en otras de Castilla; en la ciudad de Soria, de la que se derivó la noble familia de Quintana, en Canarias, Cantabria y País Vasco.
En el País Vasco, tuvo casa solar en el lugar de Sopuerta, del partido judicial de Valmaseda (Vizcaya).
En Valencia y Galicia también radicaron familias de este apellido, de las que sólo hacen escueta mención algunos tratadistas.
En referencia al apellido "Quintana", María del Carmen González Echegaray y Conrado García de la Pedrosa en su obra conjunta "Diccionario de Apellidos y Escudos de Cantabria", dicen: "Este apellido es un toponímico, abundante en Cantabria. Algunos de este apellido llevan por armas un número variable de pesas ¿quintal?...
Julio de Atienza, en su Nobiliario Español dice que es vasco. De Sopuerta, partido judicial de Valmaseda (Vizcaya), desde donde se extendió por toda la Península.
Garma y Durán hace mención a una familia Quintana que tuvo casa solar en Tallada. Suponemos que se refiere al lugar de La Tallada, que pertenece al partido judicial de la Bisbal y provincia de Girona. No aporta ningún dato relativo a esa familia, se concreta a asignarle unas armas.
En la villa de Torroella de Montgrí, también perteneciente al partido judicial de La Bisbal y provincia de Girona, radicó otra familia Quintana, emparentada sin duda, con la anterior, puesto que ambas residieron en localidades del mismo partido. Existe, además, el dato de que las dos eran oriundas de Barcelona, en donde parece que estuvo el antiguo solar de sus ascendientes, dato que no hemos podido confirmar, pero que es interesante recoger.
Los Quintana de Torroella de Montgrí eran hacendados en esa villa, y descendientes de don Francisco Quintana y Mercader, a quien con fecha 2 de mayo de 1671 le fue expedido título de ciudadano honrado de Barcelona por la reina regente de España, doña Ana María de Austria, en atención a sus méritos y buenos servicios que prestó en las guerras, concediéndole también otras mercedes y preeminencias extensivas a sus descendientes.
Aparece este apellido ya entre los repobladores del antiguo reino de Valencia, con casas en Borriana (1286-1326), en Valencia (1354-1373) y en L’Olleria (1421).
Otra familia de este apellido, muy antigua, hubo en Mallorca. Sus ramas residieron en Binisalem y otros pueblos. También tuvo casa en la ciudad de Palma, y de esta casa era descendiente y representante a medianos del siglo XIX don Mariano Quintana y Ramón.
Arnaldo Quintana fue jurado de la ciudad y reino de Mallorca en 1332 y 1335; Jaime Quintana, en 1368; Julián Quintana, en 1438, y Miguel Quintana, en 1481 y 1502.
Probó su nobleza en las Órdenes de Santiago (1624, 1654 y 1657) y Calatrava (1693 y 1711), en la Real Audiencia de Oviedo (1787) y en la Real Compañía de Guardias Marinas (1769 y 1776).
En la Real Chancillería de Valladolid, existen Expedientes de Hidalguía de los siguientes cántabros que portaron este apellido: D. Santos de Quintana, de Penagos, de 1707; Dña. Josefa de Quintana, de Penagos, de 1707; D. Bernardo Quintana Cajigojo, de Sevilla, natural de Pámanes, de 1722; D. Juan Vicente de Quintana Cajigojo, de Arcos de la Frontera, natural de Pámanes, de 1722; D. Francisco de Quintana, de Liaño de Villaescusa, de 1723; D. Francisco de la Quintana, de Liaño de Villaescusa, de 1729; D. Francisco de Quintana, de Santillana del Mar, de 1734; D. Jorge de Quintana Cuesta, de Penagos, de 1742; D. José de Quintana, de Pámanes, de 1756; D. Juan Vicente Quintana, de Argoños, de 1762; D. Urbán de la Quintana, de Lavín de Soba, de 1762; D. Lorenzo Francisco Quintana, de La Habana, nacido en Pámanes, de 1767; D. Francisco Javier de Quintana, de Concepción de Chile, nacido en Santander, de 1796; Manuel Antonio de Quintana, de la Concepción de Chile, nacido en Santander, de 1796; D. Juan de Quintana, de Carranceja, de 1803; y D. Felipe Quintana Argos, Puerto de Santoña, de 1815.
El título de Marqués de Quintana del Marco fue concedido por Felipe IV, en 19 de junio de 1660 a D. José Enríquez de Porres Múgica Sotomayor.
Don Felipe de Quintana y García-Argos fue creado Marqués de Robrero en 28 de octubre de 1871.