Tienda online de heráldica en diversos materiales

Origen y significado del apellido PALACIOS
Su origen se encuentra en el valle de Carranza, Vizcaya, de donde pasó a Castilla y Navarra y, posteriormente, a toda América. Tuvo casas este apellido en las villas de Morentín y Luquin, del partido de Estella (Navarra); en la de Oyón, del partido de Laguardia (Álava); en la de Oñate, del partido de Vergara (Guipúzcoa), y en la de Zalla y aldea de Belandia, del de Valmaseda (Vizcaya). Más tarde pasaron a Chile, Perú, Ecuador, Guatemala y Méjico.
De la casa de la aldea de Belandia, próxima a la ciudad de Orduña, del mismo partido de Valmaseda, procedieron: Joaquín María, Pedro y Juan de Palacios y Orúe, que el 14 de Marzo de 1793 obtuvieron declaración de vizcainía en la Chancillería de Valladolid.
Del Valle de Carranza, en las Encartaciones, procedieron: Francisco, Manuel, José, Joaquín y Felipe de Palacios y Sarabia, que el 27 de Marzo de 1765 ganaron en la misma Chancillería de Valladolid declaración de vizcainía.
Alonso de Palacios, vecino de San Tirso de Palas de Rey, justificó su nobleza en 1543.
Otro Alonso de Palacios, casó con María de Palacios, vecino de Monforte de Lemos, tuvo a
Miguel de Palacios y Palacios, que pasó a Indias en 1514.
Anota el Padre Crespo en esta ficha cómo Restrepo aporta el dato (n.º 1721) de Miguel de Palacios es registrado también como Miguel Gallego.
En el año 1887 fue otorgado el Marquesado de Villarreal de Alava, a doña Carmen Velasco y de Palacios. Y en 1905, José Velasco y de Palacios fue recibido Marqués de Unzá del Valle. Y habrá que citar a Alfredo Palacios, juriconsulto y político argentino. Felix Palacios, farmacéutico (Corral de Almaguer, 1678), que estudió procedimientos de extracción de diversas sustancias; y en Cuba, Iñigo Palacios que fundó familia en Los Palacios, Pinar del Río, famoso por el amor a la docencia, labor a la que dedicó toda su vida.
Familias Palacios se hallaron en muchas de las empresas de la Reconquista. Así, Andrés de Palacios fue Alguacil Mayor de Córdoba y Caballero de la Espuela Dorada (1482). En 1500 se dio confirmación de privilegio de Caballero a Juan de Palacios, vecino de Miera, y a Diego de Palacios, de Sevilla, por sus servicios en la batalla de Lanjarón, y a otro Juan de Palacios, de Medina del Campo (Valladolid), por sus méritos en la guerra contra los moros. En Aragón, donde según consta en el censo de hogares de 1495 eran numerosas las familias Palacio, las hubo apellidadas Palacios en las villas de Carenas y Cetina (Zaragoza). Portadores del apellido Palacios probaron en repetidas ocasiones su nobleza ante las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada, así como para su ingreso en las Órdenes Militares.