Tienda online de heráldica en diversos materiales

En la provincia de Gerona hay tres lugares denominados Palol, cuyo nombre debe de estar relacionado con el de este linaje. Dos de ellos pertenecen al partido judicial de Figueres, y otro aI partido de dicha capital catalana. Es lo más probable que los Palol fuesen originarios de alguno de dichos lugares y que esto les llevara a tomar su nombre por apellido. Desde luego, proceden de Gerona y en esta ciudad tuvieron noble y antiguo solar, poseyendo sepultura en el claustro de aquella catedral, sepultura que data del año 1340. Una de sus ramas radicó en la villa de Peralada, y también tenía enterramiento propio en la capilla de la Trinidad de la iglesia del Carmen de aquella villa y poseía igualmente sepultura dentro del recinto de la catedral de Gerona, y data del sig]o XIV. Caballeros de este linaje vistieron el hábito de la Orden de San Juan, en el Gran Priorato de Cataluña.

Escudos de Armas del apellido:
Son varios los escudos de armas correspondientes a los Palol. La sepultura de Arnaldo de Palol, en el claustro de la catedral de Gerona, año 1340, ostenta el siguiente: De oro, con una estrella de gules. Otros: En campo de plata, una estrella de gules, de ocho rayos. La otra sepultura de los Palol, de Santa Eulalia, dentro del recinto de la misma catedral, tiene este otro blasón: De azur, con una torre o casa almenada, de oro, aclarada de sable. Estas armas parecen más propias del apellido «Palau». Garma y Durán asigna a los Palol de Gerona estas nuevas armas: En campo de oro, un trozo de tronco de árbol contradesbrancado de sinople y puesto en situación de faja, acompañado de tres anillos de sable, dos en lo alto y uno en lo bajo. Y en el enterramiento propio que los Palol de la villa de Peralada tienen en la capilla de la Trinidad de su iglesia del Carmen, aparece este otro blasón: De gules, con tres torres, o casas almenadas, de oro, aclaradas de sable y puestas en triángulo. También este escudo figura entre los del apellido «Palau».

Simbología de los escudos de Armas:
Teniendo en cuenta la indumentaria que en la Edad Media vestían los caballeros en la batalla (armadura, celada, etc.), y que los hacía irreconocibles, resultaba necesario buscar un método de identificación y distinción entre los contendientes, que fuera revelador, preciso y rápido a una cierta distancia. De ahí surge la fórmula de exhibir en sus escudos tinturas, emblemas, etc., que los diferenciase de forma inequívoca y singular en el campo de batalla. Por eso la simbología heráldica, en su origen, buscaba formas y colores que fuesen notorios y permitiesen distinguir a sus portadores de un golpe de vista. Tal vez es exagerada la tendencia de algunos autores de dar significado o contenido a todos los emblemas (piezas, muebles, etc.) y esmaltes heráldicos, aún así hay varios tratados que estudian la simbología de los blasones de forma muy exhaustiva, entre ellos: "Ciencia Heroyca", de Don José de Avilés. Año 1725; y "Adarga Catalana", de Don Francisco Xavier de Garma y Duràn. Año 1753 Por las Leyes de la Heráldica, cuantos lleven el oro en sus escudos están obligados a hacer el bien a los pobres y a defender a sus príncipes, peleando por ellos hasta su última gota de sangre. El oro simboliza el topacio. En las armerías de los reyes se le llama "sol", en las de los nobles con título de Duque, Marqués, Conde, etc, "topacio" y en el de la nobleza en general "oro". En su relación con los astros el oro es el Sol; de los doce signos del Zodiaco, Leo; de los elementos, el fuego; de los días de la semana, el domingo; de los meses del año, julio; de los árboles, el ciprés y de las flores, el girasol; de las aves, el gallo; de los cuadrúpedos, el león y de los peces, el delfín. La plata en las armerías recibe el nombre de Luna, en lo que se refiere a las de los soberanos; en las de los títulos, perla, y en las de los restantes nobles, plata; significa blancura, pureza, y los que la llevan en sus armas están obligados a defender a las doncellas y amparar a los huérfanos. La plata significa en su correspondencia con las piedras preciosas la perla. De los astros, la Luna; de los signos del Zodiaco, Cáncer, y de los elementos, el agua; de los días de la semana, el lunes; de los meses del año, los de enero y febrero; de los árboles, la palmera; de las flores, la azucena; de las aves, la paloma; y de los animales, el armiño. El color rojo, denominado en Heráldica, gules, simboliza el valor, la intrepidez y la valentía. Aquellos que llevan este color en sus blasones tienen la obligación de socorrer, amparar y defender, a los injustamente oprimidos. Representa al rubí, y en lo que se refiere a los signos del Zodiaco corresponde a Marte, Aries y Escorpio; como elemento, el fuego; el día, el martes y el mes, el de octubre; el metal, el cobre; árbol, el cedro y la flor, el clavel; de las aves, corresponde al pelícano. El gules en las armerías de los reyes y príncipes se llama Marte; en las de los títulos, rubí, y gules en la generalidad de la nobleza. El esmalte azul (azur) simboliza la realeza, la serenidad y la hermosura. Los que los lleven en sus armas, están obligados a socorrer a los fieles servidores de sus príncipes que "se hallan sin remuneración por sus servicios". En las piedras preciosas representa al zafiro y en los signos del Zodiaco a que se encuentra sujeto son Tauro y Libra. Su elemento es el aire; su metal, el acero; el día de la semana, el viernes; los meses, abril y septiembre; su árbol, el álamo; la flor, la violeta; su animal, el camaleón y su ave, el pavo real. El azur se llama Júpiter en las armerías reales, zafiro en las de los títulos y azur en la nobleza. El esmalte sinople es el verde. Su significado es la esperanza, la abundancia y la libertad; cuantos llevan este esmalte en su escudo quedan obligados a socorrer a los labradores en general y a los huérfanos y pobres que se encuentren oprimidos. Su signo zodiacal corresponde a Mercurio; su elemento es la tierra; el día de la semana, el miércoles; su mes, mayo; su metal, el azogue; como planta, el laurel; la flor, la siempreviva y como ave, el papagayo. En los blasones de los príncipes recibe el nombre de Venus; esmeralda, en el de los títulos y sinople en los de la nobleza en general. El anillo en la antigüedad era símbolo de distinción. Como toda figura redonda y cerrada simboliza continuidad y totalidad. La casa solariega, también llamada solar, casa fuerte, casa palacio, casa torre, casona, casal, etc., es el símbolo de las antiguas libertades de los nobles, caballeros e hidalgos, notoriedad y nobleza.