Tienda online de heráldica en diversos materiales

Antiguo linaje catalán, de probada nobleza. Sus ramas se extendieron por Aragón, Valencia y La Mancha. Otra pasó a Galicia. Y otra radicó en las Asturias de Santillana (Santander). En Cataluña tuvo casas solares en la villa de Cardona, del partido judicial de Berga y provincia de Barcelona, en esta ciudad y en Tortosa. A esta última casa perteneció Juan Vicente Pallarés, a quien hizo noble el emperador Maximiliano, con privilegio despachado el 31 de enero de 1515. Así lo afirma Martín de Viciana. De dicho Juan fue descendiente Luis de Pallarés, que se trasladó de Tortosa a la villa de Albocácer de la provincia de Castellón de la Plana, creando la línea que pasó a esta ciudad, y de la que fue I. Vicenta Pallarés, esposa de Jaime Vallés, y ambos padres de II. Manuel Vallés Pallarés, casado con doña Isabel Ferrer. Estos esposos residieron en Castellón de la Plana y tuvieron los siguientes hijos : 1.º Jerónimo Antonio Vallés Ferrer Pallarés, natural de Castellón, y 2.º Juan Bautista Vallés Ferrer Pallarés, también nacido en Castellón. Los dos vistieron el hábito de la Orden de San Juan de Jerusalén en el año de 1752. A otra línea con asiento en Valencia perteneció I. María Pallarés, que casó con José Simón, y procrearon a José Simón Pallarés, que contrajo matrimonio con doña Ana Salt, ambos vecinos de Valencia, naciendo de esta unión III. Romualdo Simón Salt Pallarés, natural de Valencia y caballero de la Orden de San Juan de Jerusalén en 1641.

Escudos de Armas del apellido:
Los Pallarés de Cataluña, Aragón, La Mancha, Valencia, Galicia y Asturias de Santillana, traen: En campo de azur, una banda de oro, acompañada de dos estrellas del mismo metal, una en lo alto y otra en lo bajo. Algún autor dice, equivocadamente, que las dos estrellas de ese escudo son de gules. Según Hita, líneas de Pallarés en Cataluña y Valencia modificaron las anteriores armas en la siguiente forma: De oro, con la banda de azur, acompañada en lo alto de un cometa de gules, y en lo bajo de una estrella de azur

Simbología de los escudos de Armas: 
Teniendo en cuenta la indumentaria que en la Edad Media vestían los caballeros en la batalla (armadura, celada, etc.), y que los hacía irreconocibles, resultaba necesario buscar un método de identificación y distinción entre los contendientes, que fuera revelador, preciso y rápido a una cierta distancia. De ahí surge la fórmula de exhibir en sus escudos tinturas, emblemas, etc., que los diferenciase de forma inequívoca y singular en el campo de batalla. Por eso la simbología heráldica, en su origen, buscaba formas y colores que fuesen notorios y permitiesen distinguir a sus portadores de un golpe de vista. Tal vez es exagerada la tendencia de algunos autores de dar significado o contenido a todos los emblemas (piezas, muebles, etc.) y esmaltes heráldicos, aún así hay varios tratados que estudian la simbología de los blasones de forma muy exhaustiva, entre ellos: "Ciencia Heroyca", de Don José de Avilés. Año 1725; y "Adarga Catalana", de Don Francisco Xavier de Garma y Duràn. Año 1753 Por las Leyes de la Heráldica, cuantos lleven el oro en sus escudos están obligados a hacer el bien a los pobres y a defender a sus príncipes, peleando por ellos hasta su última gota de sangre. El oro simboliza el topacio. En las armerías de los reyes se le llama "sol", en las de los nobles con título de Duque, Marqués, Conde, etc, "topacio" y en el de la nobleza en general "oro". En su relación con los astros el oro es el Sol; de los doce signos del Zodiaco, Leo; de los elementos, el fuego; de los días de la semana, el domingo; de los meses del año, julio; de los árboles, el ciprés y de las flores, el girasol; de las aves, el gallo; de los cuadrúpedos, el león y de los peces, el delfín. El color rojo, denominado en Heráldica, gules, simboliza el valor, la intrepidez y la valentía. Aquellos que llevan este color en sus blasones tienen la obligación de socorrer, amparar y defender, a los injustamente oprimidos. Representa al rubí, y en lo que se refiere a los signos del Zodiaco corresponde a Marte, Aries y Escorpio; como elemento, el fuego; el día, el martes y el mes, el de octubre; el metal, el cobre; árbol, el cedro y la flor, el clavel; de las aves, corresponde al pelícano. El gules en las armerías de los reyes y príncipes se llama Marte; en las de los títulos, rubí, y gules en la generalidad de la nobleza. El esmalte azul (azur) simboliza la realeza, la serenidad y la hermosura. Los que los lleven en sus armas, están obligados a socorrer a los fieles servidores de sus príncipes que "se hallan sin remuneración por sus servicios". En las piedras preciosas representa al zafiro y en los signos del Zodiaco a que se encuentra sujeto son Tauro y Libra. Su elemento es el aire; su metal, el acero; el día de la semana, el viernes; los meses, abril y septiembre; su árbol, el álamo; la flor, la violeta; su animal, el camaleón y su ave, el pavo real. El azur se llama Júpiter en las armerías reales, zafiro en las de los títulos y azur en la nobleza. La banda significa el tahalí del caballero, y la banda que traían atravesada del hombro diestro al flanco siniestro, y por eso se expresa en esta situación en el escudo, habiéndola puesto por armas muchos de los que fueron a las cruzadas, según el color con que se distinguían las naciones.