Tienda online de heráldica en diversos materiales

Origen y significado del apellido OLIVA
Este apellido procede de la voz –oliva- existente en todas las lenguas peninsulares, la cual, además del fruto de olivo designaba en la Edad Media al árbol mismo, al igual que el latín clásico -oliva, -ae-. El apellido Oliva se originó por apodos o a partir de topónimos, pues son numerosos los lugares que en España se llaman Oliva (Oliva de la Frontera, Oliva de Plasencia, Oliva de Mérida, Oliva, Oliva del Penedès, etc.). Hubo, por tanto, distintas casas del apellido, no emparentadas entre sí, siendo muy antiguas y notables las que tuvieron su origen en Aragón y Cataluña, cuyas ramas pasaron al antiguo Reino de Valencia. Este apellido se difundió por toda España desde tiempos muy antiguos. Lo llevan familias originarias de distintas casas y regiones, no existiendo entre muchas de ellas ningún nexo de parentesco.
Algunas de estas familias proceden del Rosellón y de Cataluña. En Barcelona hubo una casa solar Oliva muy antigua y noble. Juan Oliva era del Real Consejo en Barcelona, en fines del siglo XV, y Antonio Oliva, doncel y regente de la Real Audiencia en dicha ciudad catalana, en medianos el siglo XVI.
Otras tuvieron su asiento en Valencia y en Mallorca.
Mossén Jaime Febrer cita en sus Trovas: "Pedro de Oliva pinta en su escudo un mochuelo, que los catalanes llaman óliva, por hacer su vuelo de noche, y entrarse en las iglesias a chupar el aceite de las lámparas. Vino desde Tudela; y en Valencia hizo presas de importancia, asaltando por las noches a los centinelas de los moros, valido de sus fuerzas; de cuyas acciones le resultaban grandes ganancias, pues los vendía por esclavos".
Aunque dicho Pedro Oliva pasó desde Tudela de Navarra a la conquista de Valencia, debía proceder del solar de Oliva, en Barcelona, puesto que usaba el mismo escudo de armas.
Otros Oliva catalanes y valencianos tienen blasón distinto. En el antiguo Reino de Valencia levantaron casas en Borriana (1233-44), Moncofa (1254), Gandía (1259-91), Oriola (1300-14), Alboraia (1430-40), etc. En Aragón, según el censo de hogares de 1495, había casas de Oliva en Lidón, Muniesa, Plou, Daroca, Calatayud, Apies, Monzón, Ossó, Aínsa, etc.