Tienda online de heráldica en diversos materiales

Origen y significado del apellido IBAÑEZ
Antiguo y noble apellido castellano, con Casa Solariega primitiva en las montañas de Santander.
En cuanto a la etimología y significado del apellido Ibáñez, el reconocido filólogo Gutierre Tibón, nos dice que procede del nombre propio Ibán, derivado, a su vez, del nombre Juan, del latín Iohannes, inspirado en el hebreo Yehohanan, Yohanan, con el significado de "Yahvé es benéfico", "Yahvé es misericordioso". Señala también este autor que algunos lingüistas vascos hacen derivar Ibáñez de "bañez", palabra vasca que significa "pastizal".
Gonzalo Ibáñez, descendiente del ilustre Conde don Gómez y Maestre de la Orden de Caballería de Calatrava, fundó su casa solariega en la Merindad de Trasmiera, Santander. Por tanto, inequívocamente, el punto de partida originario puede fijarse en la provincia de Santander aunque, con posterioridad, se fue extendiendo por toda la Península Ibérica, así como, en muchos ilustres componentes, en toda la América Hispana, donde hubo ilustres personajes de este apellido de rancia nobleza e hidalguía.
El apellido Ibáñez probó sobradamente su nobleza para que varios de sus miembros ingresaran en las Ordenes Militares de Calatrava y Santiago.
El primer Conde de Ibáñez fue el ilustrísimo señor don Francisco Feliciano Ibáñez en el año 1881.
El apellido Ibáñez, con desusada frecuencia, se complementa con otros ilustres apellidos, formando uno sólo, que se entiende por apellido compuesto y que normalmente, si la figura del apellidado es notoria, se sigue usando compuesto por sus descendientes, costumbre muy extendida en la nobleza e hidaguía de España y de Europa. Ejemplos: Ibáñez de Ibero, Carlos, marqués de Mulhacén, prestigioso militar del arma de Ingenieros, al que se considera con toda justicia fundador de la moderna geodesia española. Ibáñez de la Rentería, José Augusto, destacado político y escritor. Nacido en el País Vasco. Ibáñez de la Riva, Antonio, de relevante prestigio en su apostolado, alcanzó el arzobispado de Zaragoza. Ibañez del Campo, Carlos, prestigioso militar y hábil político, destacadísimo en su país, Chile, de origen español. Ibáñez de Peralta, Francisco, militar español gobernador de Chile. Ibáñez de Segovia, Gaspar, marqués de Mondejar, Vallehermoso y Agrópoli, erudito español.
Otros autores dicen que de la casa-torre de Bañez, sita en el valle de Léniz, del partido judicial de Vergara, en Guipúzcoa, procedió el linaje de Bañez, así como la rama apellidada Bañez de Artazubiaga, formada por entronque de esos Bañez con los Artazubiaga, que tenían su casa solar en la anteiglesia de Bedoña, del Ayuntamiento de Arechavaleta, en el mismo partido de Vergara.
Líneas dimanadas de dichos linajes, debieron convertir el Bañez en Ibáñez, pues familias que usaron este último apellido no sólo radicaron en Bedoña, Mondragón y otros puntos del partido judicial de Vergara, donde tuvieron su asiento los Bañez y los Bañez de Artazubiaga, sino que ostentaron también sus mismas armas con pequeñas variantes, como se verá después.
Confirman lo que queda dicho, los siguientes datos: Era Señor y Pariente Mayor de la casa de Bañez de Bedoña, en mediados del siglo XIII, el Caballero Peri-Bañez, que tuvo tres hijos. El mayor se llamó Martín Ibáñez, el cual, después de asistir a la conquista de Sevilla, pobló en la villa guipuzcoana de Mondragón, en el sitio que primeramente ocupó el castillo de Arrasate. Contrajo matrimonio con una hermana de Alfonso Correa, Maestre de Santiago, y algunos de sus descendientes se apellidaron Ibáñez.
Otro solar muy antiguo de Ibáñez hubo en Valmaseda (Vizcaya), del que proceden los Ibáñez de Murcia; otro en el lugar de Aedo, del valle de Carranza y partido judicial de Valmaseda; otro en Durango, otro en Bilbao, éste originario de los Bañez, y otro en Uribe.
En el lugar de San Miguel de Bernagoitia, del Ayuntamiento de Amorebieta y partido judicial de Durango, también en Vizcaya, hubo otra casa de este apellido, de la que procedieron: Agustín Pedro, José Bernardino y Luis Ibáñez y Pérez, vecinos de la villa de Elciego, en Álava, que el 17 de Mayo de 1804 obtuvieron Real provisión de hidalguía en la Chancillería de Valladolid. También procedieron de la misma casa, Julián y Justo Ibáñez, que el 20 de Febrero de 1819 obtuvieron declaración de vizcainía.
En Álava radicó una familia de Ibáñez en el valle de Cuartango, del partido judicial de Añana. Debió proceder del solar de Uribe, en Vizcaya, puesto que ostentó el mismo escudo de armas.
De la villa de Sansoain, en el partido judicial de Tafalla (Navarra), fue natural el Licenciado Santiago Ibáñez, vecino del lugar de Andosilla, que casó con doña Francisca Recart de Landíbar y Andueza, y procrearon a Francisca, Fausta y Francisco Ibáñez Recart, todos los cuales fueron reconocidos en su nobleza en la Real Audiencia de Pamplona, como descendientes de la casa de Ibáñez, de Sansoain, en 1776.
Otras casas de Ibáñez hubo en el antiguo reino de Navarra, pero como sus familias usaron ese apellido unido a otro formando uno solo.
También en la provincia de Santander hubo Ibáñez Originarios del solar de Bañez, en Guipúzcoa.
Antiguo apellido patronímico con ramas importantes en el norte de la Península, Castilla, Aragón, Andalucía y Valencia, región esta última donde tuvieron gran arraigo, y de cuyos solares salieron nobles hijosdalgo que participaron en numerosos hechos de guerra de la Reconquista.
En Aragón es también muy antigua la presencia del apellido Ibáñez. En la obra titulada "Diccionario de Heráldica Aragonesa", del tratadista Río Martínez, leemos que hubo en la provincia de Teruel una casa muy antigua de este apellido en las villas de Lidón y Fuentes Claras, con armas propias, cuyas ramas se extendieron a otras localidades turolenses. Hace mención también Río Martínez a otras dos casas de Ibáñez, también en la provincia de Teruel, desgajadas de la primitiva de Lidón, ambas con antiguo solar en la villa de Báguena. Una de ellas se apellidó Ibáñez de Bernabé, y la otra Ibáñez Valero de Bernabé.
Un Ibáñez de la ciudad de Tuy, descendiente de los de este apellido, de Solares, presentó una probanza de su hidalguía ad perpetuam rei memoriam, en 1591; otro de Ribadeo, procedente de Asturias, en 1779, por un mismo acuerdo; otros de Ginzo y de Pontareas, venidos del Pedroso, ganaron ejecutoria de nobleza en 1761. De entre los de Ribadeo fue famosísimo D. Antonio Fiaimundo Ibáñez, que era uno de los componentes de la Junta municipal contra la invasión de los franceses, constituida el 9 de junio de 1808. Fue el fundador de las Reales Fábricas de Sargadelos, por lo que D. Carlos IV le había concedido los Títulos de Marqués de Sargadelos y Conde de Orbaiceta, de los que no llegó a posesionarse. Las Tropas del teniente general D. José Worster, que cometieron en Ribacleo peores tropelías que los franceses, mataron a Ibáñez e inutilizaron el fuerte de San Damián de aquella villa. Aunque asturiano de origen (de la feligresía de Sta. Eulalia de Oscos), en Sargadelos (ayuntamiento de Cerbo, partido judicial de Vivero) levantó su fábrica y su pazo, de donde salieron las hermosas porcelanas y losas que hoy buscan los museos y los coleccionistas con afán, y son orgullo de muchas casas gallegas que las ostentan como reliquias de valor inapreciable.
    Para los que tenemos siempre a mano los volúmenes del Diccionario Geográfico de Madoz, nos son familiares las palabras con que este autor anatematiza el asesinato de tan ilustre prócer, que recogió después en uno de sus cuadernos, al hablar de Sargadelos, la diligencia de los autores de Los Pazos Gallegos. A cualquiera de ambas publicaciones remitimos a nuestros lectores. La genealogía de D. Antonio Raimundo Ibáñez esta tomada del legajo 1.154-1, de la Real Chancillería de Valladolid.
Ascendientes de los de Tuy
   HERNANDO GONZÁLEZ DE IBÁÑEZ casó con Elvira Sanz de Rubalcaba; tuvo por hijo a
JUAN GONZÁLEZ DE IBÁÑEZ, que casó con María González de las Cagigas; tuvo por hijo a
JUAN IBÁÑEZ, que casó con Elvira de Cosa; tuvo por hijo a
JUAN IBÁÑEZ, vecino de Tuy, descendiente de la casa solar de Ibáñez, de Solares (ayuntamiento de Villaviciosa, en Asturias); Instruyó Juicio en la Real Chancillería de Valladolid, con probanza ad perpetuam rei memoriam (12-III-1591).
Genealogía del fundador de la Fábrica y del Pazo de Sargadelos
    D. BERNARDO IBÁÑEZ (hijo de D. Juan Ibáñez y de D.ª Serafina de Llano Queipo) casó con D.ª Ángela Valdés Villar (hija de D. Jerónimo de Villar Valdés y de Dª Isabel de Canel Miranda), en Oviedo, 8-I-1698; empadronado como noble en padrones de Oviedo, desde 1681 a 1705; tuvo por hijo a
D. SEBASTIÁN IBÁÑEZ, bautizado en Oviedo, 28-IX-1705; casó con D.ª María Cayetana Álvarez Castrillón y Navia (hija de D. Jacinto Fernández Lombardero y de Dª Catalina Álvarez Castrillón), en Sta. Eulalia de Oscos (ayuntamiento que confina con tierras de la provincia de Lugo), 13-VIII-1745; empadronado como noble en padrones de Oviedo, desde 1722 a 1773; tuvo por hijo al célebre y meritísimo varón
EXCMO. SR. D. ANTONIO RAIMUNDO IBÁÑEZ, del que nos acabamos de ocupar, vecino de la villa de Ribadeo, bautizado en Sta. Eulalia de Oscos, 18-X- 1749; fundador de la fábrica y del pazo de Sargadellos; casó con la Excma. Sra. Dª Josefa de Prada (hija de D. Diego López Acevedo y de Dª Antonia de Prada), en la villa de Ribadeo, 15-VIII-1774; empadronado como noble de Ribadeo, en padrones de esta villa, desde 1751 a 1776, y siempre como hidalgo; tuvo por hijos a D. José Antonio y a D. Antonio José; Instruyó Juicio en la Real Chancillería de Valladolid, 26-VI11-1778, con Real Provincia, por un mismo acuerdo, del 13-1-1779.
Los de Pedroso pasan a Galicia
    D. SEBASTIÁN IBÁÑEZ MURGA casó con D.ª Ana del Cerro; tuvo por hijo a otro
D. SEBASTIÁN IBÁÑEZ, que casó con D.ª María Martínez; nacidos ambos en Pedroso tuvo por hijo a
D. JUAN FRANCISCO IBÁÑEZ, nació en Pedroso, 1711; casó con D.ª María Barcia, nació en Ginzo, 1706; tuvo por hijo a
1. D. Antonio Ibáñez, que ganó la ejecutoria de 1761, de la que tomamos estos datos.
    2. Dª María Josefa Ibáñez, nació en Pontareas, 1746, y que casó con D. Manuel Linares.