Tienda online de heráldica en diversos materiales

Dicen algunos autores que este apellido es italiano y que tuvo casa en Génova. Hubo también nobles familias de este linaje en Milán y allí se consideró muy noble por haber ostentado cargos de gran importancia. Ciñéndonos a la rama genovesa, diremos que se trató de una familia que siempre destacó por haber dado muy buenos navegantes, dedicados unos al gobierno, otros a la guerra y otros, finalmente, al comercio. La rama milanesa se destacó ya durante el periodo lombardo, sobre todo en el siglo IX, donde se localiza a los Galiano entre las grandes familias feudales, (Capitanei), e importantes mercaderes, (mercatores). Con los Sforza (1.450-1.499), los Galiano se destacaron todavía más, llegando a ser una familia de las más ricas y poderosas de Milán. Pero la introducción de este apellido en España se debe a la rama de Génova. En el siglo XVI, numerosos genoveses vinieron a establecerse en España, principalmente comerciantes y navieros. Estos últimos alquilaban sus naves a los reyes españoles para el comercio por el Mediterráneo. Más tarde, una vez descubierta América lo hicieron con el Nuevo Continente. Una de estas familias Galiano, fue a establecerse en la ciudad de Almansa, (Albacete), fundando allí casa solariega, de la que dimanaron numerosas líneas que fueron entroncándose con numerosas familias tituladas españolas. Sin embargo, otros autores afirman que esta casa nada tiene que ver con la genovesa. De la casa de Almansa procedió la línea de Galiano establecida en Valencia, que posee desde 1790 el titulo de marqués de Montortal. El 21 de mayo de 1848, y por real carta de esta fecha, sucedió en dicho título don Miguel Nicolás Galiano y Tejedor, y por otra real carta sucedió en el mismo marquesado el 12 de julio de 1864, don Miguel Galiano Talens y Ulloa. Posteriormente, en 1897, heredó dicho título doña Carmen Galiano y Talens, dama de la Real Maestranza de Valencia, viuda de don Fernando Núñez Robles y residente en Valencia. Entre los ascendientes de estas familias, ya españolas, se cuenta don Juan Pablo Galiano y Chinarca, nacido en Ajaccio, (Córcega), a quien el rey don Felipe V otorgó el título de Marqués de Galiano, con el Vizcondado previo de Istria, en el año 1.742.

Escudo de Armas:
Baños de Velasco las describe así : Escudo cortado: 1º, de gules, con un león rampante, de oro, y 2º, de oro, con tres bandas de azur. Otros: Escudo de plata partido: 1º, un león de gules, rampante y 2 ; tres fajas de gules.

Simbología del Escudo de Armas:
Teniendo en cuenta la indumentaria que en la Edad Media vestían los caballeros en la batalla (armadura, celada, etc.), y que los hacía irreconocibles, resultaba necesario buscar un método de identificación y distinción entre los contendientes, que fuera revelador, preciso y rápido a una cierta distancia. De ahí surge la fórmula de exhibir en sus escudos tinturas, emblemas, etc., que los diferenciase de forma inequívoca y singular en el campo de batalla. Por eso la simbología heráldica, en su origen, buscaba formas y colores que fuesen notorios y permitiesen distinguir a sus portadores de un golpe de vista. Tal vez es exagerada la tendencia de algunos autores de dar significado o contenido a todos los emblemas (piezas, muebles, etc.) y esmaltes heráldicos, aún así hay varios tratados que estudian la simbología de los blasones de forma muy exhaustiva, entre ellos: "Ciencia Heroyca", de Don José de Avilés. Año 1725; y "Adarga Catalana", de Don Francisco Xavier de Garma y Duràn. Año 1753 Por las Leyes de la Heráldica, cuantos lleven el oro en sus escudos están obligados a hacer el bien a los pobres y a defender a sus príncipes, peleando por ellos hasta su última gota de sangre. El oro simboliza el topacio. En las armerías de los reyes se le llama "sol", en las de los nobles con título de Duque, Marqués, Conde, etc, "topacio" y en el de la nobleza en general "oro". En su relación con los astros el oro es el Sol; de los doce signos del Zodiaco, Leo; de los elementos, el fuego; de los días de la semana, el domingo; de los meses del año, julio; de los árboles, el ciprés y de las flores, el girasol; de las aves, el gallo; de los cuadrúpedos, el león y de los peces, el delfín. La plata en las armerías recibe el nombre de Luna, en lo que se refiere a las de los soberanos; en las de los títulos, perla, y en las de los restantes nobles, plata; significa blancura, pureza, y los que la llevan en sus armas están obligados a defender a las doncellas y amparar a los huérfanos. La plata significa en su correspondencia con las piedras preciosas la perla. De los astros, la Luna; de los signos del Zodiaco, Cáncer, y de los elementos, el agua; de los días de la semana, el lunes; de los meses del año, los de enero y febrero; de los árboles, la palmera; de las flores, la azucena; de las aves, la paloma; y de los animales, el armiño. El color rojo, denominado en Heráldica, gules, simboliza el valor, la intrepidez y la valentía. Aquellos que llevan este color en sus blasones tienen la obligación de socorrer, amparar y defender, a los injustamente oprimidos. Representa al rubí, y en lo que se refiere a los signos del Zodiaco corresponde a Marte, Aries y Escorpio; como elemento, el fuego; el día, el martes y el mes, el de octubre; el metal, el cobre; árbol, el cedro y la flor, el clavel; de las aves, corresponde al pelícano. El gules en las armerías de los reyes y príncipes se llama Marte; en las de los títulos, rubí, y gules en la generalidad de la nobleza. El esmalte azul (azur) simboliza la realeza, la serenidad y la hermosura. Los que los lleven en sus armas, están obligados a socorrer a los fieles servidores de sus príncipes que "se hallan sin remuneración por sus servicios". En las piedras preciosas representa al zafiro y en los signos del Zodiaco a que se encuentra sujeto son Tauro y Libra. Su elemento es el aire; su metal, el acero; el día de la semana, el viernes; los meses, abril y septiembre; su árbol, el álamo; la flor, la violeta; su animal, el camaleón y su ave, el pavo real. El azur se llama Júpiter en las armerías reales, zafiro en las de los títulos y azur en la nobleza. La banda significa el tahalí del caballero, y la banda que traían atravesada del hombro diestro al flanco siniestro, y por eso se expresa en esta situación en el escudo, habiéndola puesto por armas muchos de los que fueron a las cruzadas, según el color con que se distinguían las naciones.