Tienda online de heráldica en diversos materiales

Origen y significado del apellido GALAN
Antiguo apellido procedente de la voz castellana –galán-, “bien parecido”, “elegante”, “atento, amable”. Fue, por tanto, inicialmente un apodo o sobrenombre, convertido en apellido por el uso y la costumbre. Hubo, por tanto, distintas casas solares de Galán, no emparentadas entre sí. Varios autores señalan que las más antiguas casas de este apellido tuvieron su origen en el Reino de Aragón, pero se sabe que también hubo casas muy antiguas en ambas Castillas, Asturias, Extremadura y Andalucía. En Aragón figuran casas de Galán ya en el censo del año 1495, y a partir del siglo XVI, se les documenta en numerosas poblaciones aragonesas. En Castilla, en la localidad de Salas (Burgos) vivía en 1533 Pedro Galán, quien vio reconocida en dicho año su condición de hijodalgo por la Real Chancillería de Valladolid, Tribunal que en 1830, hizo reconocimiento de hidalguía en la persona de Julián Galán, vecino de Ruente (Cantabria). El mismo reconocimiento de nobleza obtuvieron ante la Real Chancillería de Granada, Esteban y Francisco Galán Duche, vecinos de Cádiz, en 1712, y Francisco Galán Ponce, vecino de El Arahal y Carmona (Sevilla), en 1783, así como Salvador Galán de Valenzuela, vecino de Archidona (Málaga), en 1797. Bernardo Galán Toribio, en el año 1790, aspiraba al cargo de Notario del Santo Oficio de la Inquisición, en Sevilla.
La heráldica y la genealogía del tronco de un linaje procede de los expedientes personales de los caballeros que pretendían ingresar en alguna de las Órdenes Militares de Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa y San Juan de Jerusalen. Estos expedientes se contrastaban en el entorno de sus Casas Solariegas por multitud de testigos, algunos de ellos rubricaban sus declaraciones en el mismo documento. Una vez se despachaba el hábito de la Órden correspondiente por el Maestre, se custodiaban los expedientes de ingreso en los ""Caput Ordinis"" o Casa Central de las Ordenes. Posteriormente se centralizaron en el Consejo de Órdenes y mas tarde, con la desamortización, pasaron a la Sección de Ordenes Militares del Archivo Histórico Nacional. Las recopilaciones de linajes en obras heráldicas y genealógicas han sido numerosas, pero aun así muchos linajes han quedado fuera de estos estudios por no haber vestido el hábito de las Órdenes Militares o incluso por haber cambiado la grafía de sus apellidos en el devenir de los siglos.