Tienda online de heráldica en diversos materiales

Palacio en el barrio de Yaruil, del lugar de Errazu, Valle del Baztán y partido judicial de Pamplona (Navarra). Otras casas hubo en el lugar de Arizcun, del mismo Valle del Baztán; en la villa de Azpilcueta, de igual Valle, y en la de Vera de Vidasoa, del partido judicial de Pamplona. Existen documentos que comprueban, su antigüedad y nobleza, entre otros, dos sentencias conformes dadas por el Supremo Consejo y Real Corte de Navarra, en 1.552 y 1.557, en juicio contradictorio, a instancia de don Lorenzo de Echenique y sus hermanos, en las que se les declaró hijosdalgo y nobles. Puede citarse a don Antonio de Echenique y Fernández de Treviño, Gentilhombre de Cámara en ejercicio, Comendador de Número de las Real Orden de Carlos III, Caballero de la de San Juan de Jerusalén, individuo de la Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia, Tesorero Central del Reino, que en 1.833, entró a servir en el Real Cuerpo de Guardias de la Real Persona.

Escudos de Armas del apellido:
Escudo ajedrezado de plata y sable. Las armas del palacio de Echenique, del barrio de Yaruil, del lugar de Errazu, se describe en la Nobleza Executoriada de Navarra en los siguientes términos: "Tres flores de lis y dos medias lunas escaqueadas con las puntas por avaxo." No se indican los esmaltes. La casa del lugar de Arizcun tiene estas otras armas, que constan en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Alcántara, Pedro Nolasco de Echenique y Lecaroz: Escudo cuartelado: 1º, ajedrezado de plata y sable, que son las armas del Valle del Baztán; medio cortado de plata, con un chevrón de gules, acompañado de tres panelas del mismo color; 2º, ajedrezado de plata y sable; 3º, de oro, con una faja de sinople, y 4º, de plata, con otro chevrón de gules, acompañado de tres panelas del mismo color. Las armas de la casa de Azpilcueta se describen en la Nobleza Executoriada de Navarra así: "Las armas son quatro quarteles: los tres de Ajedrez escaqueado (sin duda jaquelados de plata y sable, que son las armas del Valle del Baztán), y el quarto un castillo, atravesado de arriva avaxo por una banda, y sobre el castillo otro Ajedrez, y en el mismo quartel cinco estrellas."

Simbología de los escudos de Armas:
Teniendo en cuenta la indumentaria que en la Edad Media vestían los caballeros en la batalla (armadura, celada, etc.), y que los hacía irreconocibles, resultaba necesario buscar un método de identificación y distinción entre los contendientes, que fuera revelador, preciso y rápido a una cierta distancia. De ahí surge la fórmula de exhibir en sus escudos tinturas, emblemas, etc., que los diferenciase de forma inequívoca y singular en el campo de batalla. Por eso la simbología heráldica, en su origen, buscaba formas y colores que fuesen notorios y permitiesen distinguir a sus portadores de un golpe de vista. Tal vez es exagerada la tendencia de algunos autores de dar significado o contenido a todos los emblemas (piezas, muebles, etc.) y esmaltes heráldicos, aún así hay varios tratados que estudian la simbología de los blasones de forma muy exhaustiva, entre ellos: "Ciencia Heroyca", de Don José de Avilés. Año 1725; y "Adarga Catalana", de Don Francisco Xavier de Garma y Duràn. Año 1753 Por las Leyes de la Heráldica, cuantos lleven el oro en sus escudos están obligados a hacer el bien a los pobres y a defender a sus príncipes, peleando por ellos hasta su última gota de sangre. El oro simboliza el topacio. En las armerías de los reyes se le llama "sol", en las de los nobles con título de Duque, Marqués, Conde, etc, "topacio" y en el de la nobleza en general "oro". En su relación con los astros el oro es el Sol; de los doce signos del Zodiaco, Leo; de los elementos, el fuego; de los días de la semana, el domingo; de los meses del año, julio; de los árboles, el ciprés y de las flores, el girasol; de las aves, el gallo; de los cuadrúpedos, el león y de los peces, el delfín. La plata en las armerías recibe el nombre de Luna, en lo que se refiere a las de los soberanos; en las de los títulos, perla, y en las de los restantes nobles, plata; significa blancura, pureza, y los que la llevan en sus armas están obligados a defender a las doncellas y amparar a los huérfanos. La plata significa en su correspondencia con las piedras preciosas la perla. De los astros, la Luna; de los signos del Zodiaco, Cáncer, y de los elementos, el agua; de los días de la semana, el lunes; de los meses del año, los de enero y febrero; de los árboles, la palmera; de las flores, la azucena; de las aves, la paloma; y de los animales, el armiño. El color rojo, denominado en Heráldica, gules, simboliza el valor, la intrepidez y la valentía. Aquellos que llevan este color en sus blasones tienen la obligación de socorrer, amparar y defender, a los injustamente oprimidos. Representa al rubí, y en lo que se refiere a los signos del Zodiaco corresponde a Marte, Aries y Escorpio; como elemento, el fuego; el día, el martes y el mes, el de octubre; el metal, el cobre; árbol, el cedro y la flor, el clavel; de las aves, corresponde al pelícano. El gules en las armerías de los reyes y príncipes se llama Marte; en las de los títulos, rubí, y gules en la generalidad de la nobleza. El esmalte sinople es el verde. Su significado es la esperanza, la abundancia y la libertad; cuantos llevan este esmalte en su escudo quedan obligados a socorrer a los labradores en general y a los huerfanos y pobres que se encuentren oprimidos. Su signo zodiacal corresponde a Mercurio; su elemento es la tierra; el día de la semana, el miercoles; su mes, mayo; su metal, el azogue; como planta, el laurel; la flor, la siempreviva y como ave, el papagayo. En los blasones de los principes recibe el nombre de Venus; esmeralda, en el de los títulos y sinople en los de la nobleza en general. La banda significa el tahalí del caballero, y la banda que traían atravesada del hombro diestro al flanco siniestro, y por eso se expresa en esta situación en el escudo, habiéndola puesto por armas muchos de los que fueron a las cruzadas, según el color con que se distinguian las naciones. El caballero simboliza la nobleza. En los comienzos de la Edad Moderna, era "soldado de caballería, que servia a su costa con armas y caballo". Desde el reinado de Felipe III, Caballero es el "Hidalgo de Nobleza reconocida". El cabrio o chevrón representa las botas y espuelas del caballero, concediendose esta pieza en Armería a los que salen heridos en las piernas, aunque muchos la tienen por símbolo de protección. Los castillos son geroglífico de grandeza, y de elevación, porque ellos exceden en hermosura, en fortaleza, y en magnitud a todos los demas edificios: denota también el asilo, y la salvaguardia. La casa solariega, también llamada solar, casa fuerte, casa palacio, casa torre, casona, casal, etc., es el símbolo de las antiguas libertades de los nobles, caballeros e hidalgos, notoriedad y nobleza.